El dinero nunca duerme, y las personas nunca despiertan

Este tema es otro de los que me apasiona, y hoy, brevemente, os contaré mi percepción de la crisis, palabra que no me agrada mucho, porque todos los días la escuchamos, y quién no ha oído varias veces al día: “con la que está cayendo!!” de los nervios me pone…

Vivir por encima de sus posibilidades, así y puramente así es como describo la crisis financiera sucedida desde el pasado 2007, pero ante todo, ha sido la crisis de las personas, la crisis de los valores, valores, que han quedado en un segundo plano, anteponiendo, como no, una vez más, el dinero.

Resulta demasiado sencillo echar la culpa a los bancos, a los estados, o al sistema económico preponderante, una explicación demasiado simple, porque incluso, dentro de bancos, estados y sistemas, estos están conformados por las personas, las mismas que mueven su capital, pero esas mismas, que apalancan sus intereses , que aunque no puedan consumen, aquellas, a las que el universo globalizado en el que vivimos, les afecta, pero de manera contradictoria, en lugar de aprovechar las oportunidades que una globalización supone, los valores intrínsecos de cada uno, vendidos por dinero, mejor dicho, endeudados por dinero, porque esto es lo que ha sido, una pura crisis de deuda, una crisis derivada fundamentalmente, de crear dinero allá dónde no lo hay, de querer tenerlo, para irse de vacaciones, aunque tu sueldo no te lo permita, de bancos querer apoderarse, de los poderes, y de perder el poder, pero sobretodo, el control de la situación, de no controlar cuando la sociedad desmesuradamente pedía créditos para costearse aquello de lo que no disponían, lo que desembocó en un grave problema, la restricción del crédito. La principal característica diferenciadora de esta crisis frente a otras pasadas, ha sido que hoy en día la economía es cada vez más global y los mercados están cada vez más interconectados, por lo que los efectos de la crisis se expanden más rápidamente y por mayor número de territorios. Podíamos hablar de tipos de interés, de hipotecas subprime y ninja, de productos tóxicos, de la Reserva Federal, del Euribor y de cientos de factores económicos que han creado el clímax oportuno para que se produjese dicha debacle, pero prefiero resumirlo en que, bancos, ciudadanos y organismos internacionales, han actuado todos ellos, viviendo por encima de sus oportunidades.

Ahora si, la palabra “crisis” en japonés (危機=kiki) está compuesta por los caracteres 危=”peligro” y 機=”oportunidad”, por tanto, creo que de todos es sabido, que después de una crisis, se suceden tiempos de cambio, tiempos de innovación, tiempos de no volver a cometer los mismos errores que antaño, de crear, conjuntamente, un nuevo mundo que está abierto a las oportunidades, y que está deseoso, de que los principales agentes del cambio, LAS PERSONAS, sean aquellas, que logren desarrollar una economía sustentable a largo plazo, aunque, el hombre, por naturaleza, tropieza dos veces en la misma piedra, y la economía, por defecto, es cíclica.

Sin más, creo que Gordon Gekko, os lo puede explicar algo mejor que yo:

by Lorena Pérez Pintos

Anuncios

Acerca de ourbordermoon

Ourbordermoon se trata de una iniciativa de dos jóvenes emprendedoras que tiene como finalidad la proyección de temas de actualidad del mundo del emprendimiento, economía, derecho y marketing. Ver todas las entradas de ourbordermoon

3 responses to “El dinero nunca duerme, y las personas nunca despiertan

  • Alberto Cardona Lópz (@acl450)

    En alguna cosa estoy de acuerdo, en otras no. Mi crítica ocupa más o menos lo que tu entrada, así que no veo práctico ponerla aquí. Te la envío por correo porque siento la necesidad de hacértelo llegar.

    Gracias por los posts, siempre se aprende algo de ellos =).

  • Jordi Valls

    Lo has explicado muy bien, Lorena 😉

  • antonzarauz

    Qué sencillo es culpar a los que utilizaron lo que alguien puso en su mano con mucho interés, celeridad y con ninguna responsabilidad sobre a quien se lo prestaba.
    ¿Que responsabilidad tiene el que presta dinero sin importarle a quién se lo presta? o dicho de otra manera… si yo confío un dinero a alquién que sé que no me lo va a devolver…
    ¿Le puedo hacer culpable a ese de no devolvérmelo?
    Yo no lo creo.
    Los que sabían que la especulación del propio dinero, que eran los que recibían comisiones por ponerlo en funcionamiento, se hincharon a “colocarlo” entre personas, bancos, empresas, que arriesgaban su devolución en una situación de mucho dinero alrededor.
    El dinero mueve la economía.
    Cuando ese dinero “desaparece”, se corta el grifo, no circula… entonces ¿cómo se puede devolver?
    ¿Donde está el dinero ahora? ¿desaparecido?
    Preguntar a los que lo pusieron en circulación que nos expliquen quien lo tiene… pero no pensemos mucho, ellos ahora, están recuperando aquel dinero multiplicado x 9 en forma de bienes materiales… y en los impuestos que vamos a tener que pagar por los intereses generados de otro dinero que en estos momentos se presta a los Estados… nosotros hicimos lo que hay que hacer: consumir y engrandecer así la economía.
    Creo que la maniobra fue perfecta, ahora dependemos muchísimo más que antes de ellos… esperando a que nos vuelvan a enchufar papel moneda. Pero eso solo ocurrirá cuando ellos decidan.
    Mientras tanto estaremos jodidos.
    http://tecopio.blogspot.com/2011/12/una-estafa-llamada-crisis.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: